viernes, 21 de septiembre de 2007

HP (Hans Pozo)

Por Luisa Ballentine
Un caso architratado por los medios y un texto poderoso, pueden ser la combinación perfecta para adjudicarse un Fondart. Al menos así resultó para la compañía de teatro La Nacional, que a partir del caso de Hans Pozo construye su más reciente montaje.

El título de esta apuesta son las iniciales de Hans: HP, en alusión a esta cara sin rostro, a este joven que no fue reconocido como un igual por su familia y que a corta edad fue enviado a vivir con sus parientes, terminando descuartizado antes de alcanzar la adultez.

Es Sebastián Ibacache en el rol protagónico, quien se luce, junto a ese perverso amor que le quitaría la vida: Jorge Martínez, interpretado por Rodrigo Soto. Ambos aportan los momentos más altos del montaje, e incluso, debido al ímpetu y a la fuerza de las caracterizaciones, el público se encuentra con más de algún final falso, aquel momento en que sentimos que la obra debería concluir, y sin embargo la vemos transitar a otro estado que deforma lo que habría sido una culminación precisa.
El texto de Barrales es casi siempre impecable y alcanza en todo momento la intensidad que busca. El elenco es joven, son hombres y mujeres que requieren de mucha preparación para lograr dar, por ejemplo, con la figura de una madre que es capaz de abandonar a un hijo. A pesar de ello, buscaron el riesgo y un lenguaje diferente. Por eso aquí hay poesía y hay momentos conmovedores, que ruegan por una selección aún más minuciosa que los libre de lo innecesario y permita al montaje alcanzar una duración más moderada, donde cada instante brille e invite a ser parte de esta tragedia.

Una vez más el Teatro del Puente apuesta por la provocación, y aunque a HP le falta aún madurar, se aprecia la inteligencia de haber llevado hasta el arte escénico, una de las matanzas más horribles de la reciente historia santiaguina.

“HP (Hans Pozo)" de Luis Barrales
Dirección: Isidora Stevenson
Elenco: Sebastián Ibacache, Rodrigo Soto, María José Bello, Paulina Dagnino y Evelyn Ortiz
Funciones: jueves a sábado a las 21:00 horas, domingo 20:00 horas
Teatro del Puente, Parque Forestal s/n, Santiago Centro
Entradas: $5.000 general

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vi la obra. Creo que, precisamente, lo más interesante se situa en el discurso sobre la marginalidad, pues escapa a cualquier paternalismo y complacencia y expone, crudamente, lo que nosotros, los integrados, pensamos de los marginados. seguir con el discurso falso de que nos interesan, es algo que me tiene podrido. Saludos. Buen blog.
Mariano

Federico dijo...

Es cierto que hay momentos de la obra que no tienen la intesidad de otros. Pero todos (los intenson y los no tanto) están ahí para construir sentido men la misma dirección. desde esa perspectiva creo que a la obra no le sobra ningún momento. Además, creo que el formular la reorganizaciópn de una obra que se está comentando implica que finalmente uno termine hablando de otra obra, de una que no existe y que sólo está en la imaginación del comentador. Ese es el problema cuando el crítico se convierte en un "recomendador".